poesía

Después de ti

“Que no sufran aún mis ojos el hambre de tu rostro”

Gibran Khalil Gibran

 

Me rehuso a creer en el destino
Me rehuso a creer en Dios.

¿Que clase de ser divino haría que tu sonrisa

se paseara por delante mis ojos

solo para arrebatármela cruelmente?

 

¿Que clase de destino haría que tus brazos

encajaran perfectamente alrededor de mi cuerpo,

que tu clavícula y tu hombro tuvieran

el espacio perfecto para recostar mi cara al dormir,

solo para darme esa efímera felicidad

y arrebatármela después?

 

Como quien después de años de vagar

por un desierto desolado,

ya sin fe, ya sin esperanzas,

llegara a un oasis,

donde trás solo unas gotas que alcanzaran

a humedecer su boca

este oasis inmediatamente

le fuera arrebatado.

 

Me rehuso a creer en el destino
Me rehuso a creer en Dios.

 

Si el camino de mi vida me llevaba hacía ti

¿A donde continuar ahora que te has ido?

¿Que sigue después de tu partida

sino irme de mi camino a la nada?

Capture-ConvertImage.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s