relato

Quererte a mi manera

Te quiero a mi manera, y con esto quiero decir, que sé que habrá días en los que no podré despertarme a media noche y besar tu espalda suavemente con ternura, para no despertarte pero si para poder sentirte cerca y llenar mis pulmones del aroma de tu piel. Y que habrá días en que lo primero que veas al abrir los ojos sea a mi, despeinada y feliz, a tu lado, que habrás de abrazarme mientras me das los buenos días y piensas en como hacerme reír, que nos sentiremos plenos y satisfechos, que yo agradeceré en silencio al mundo porque de cualquier lugar donde puedes estar, estas conmigo.

Te quiero a mi manera, en días como hoy que no pisamos el mismo suelo pero miramos el mismo cielo. Me pregunto si en días como hoy miras el mar cuando me extrañas, si cierras los ojos para recrear mi sonrisa, si anhelas el reencuentro con fuerza, con fe, con ansias, seguro de que habrá de llegar, que te espero.

Te quiero a mi manera, es decir, que te voy a escribir poemas y cantar desafinadamente canciones de amor en por lo menos tres idiomas, que te voy a escribir notitas de amor en clave morse porque soy una terca y se que algún día las podrás descifrar sin ayuda, que mi mejor momento de las mañanas será siempre cuando nos sentemos en silencio a compartir una taza de café y decirnos con los ojos “te quiero”, y el de las noches cuando me acomodé en tu pecho para dormir y tu juegues con mi cabello adormeciendome.

En resumen que te quiero, a mi manera; y tú, me quieres, a la tuya. Que que fortuna la nuestra coincidir. Que ojalá sigamos danzando juntos en esta espiral siempre en movimiento llamada vida.

2 comentarios en “Quererte a mi manera”

  1. La esencia de las palabras, de lo que proyectas, de lo que sientes y de lo que tratas de expresar debe de permanecer intacto. Eso es lo que hace ser quién eres cuando escribes.

    Solo algunas comas “,”, algunos acentos “estas –> estás”, “que que” –> “que qué”, solo eso y nada más, sigue escribiendo y manteniendo a los interesados leyendo, imaginando y esperando cada día un nuevo texto.

    “Estoy cayendo por un espiral y ahora sí ya te mandé clonar.
    Perdón que ya no aguante tu partida pero es la perra soledad.

    Y empiezo a pensar, sin ti ya no hay más…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s