cuento, reflexión, relato

Itzel y la muerte vol IV: Después de Itzel

“Existimos mientras alguien nos recuerda” Carlos Ruiz Zafon

 

La lección mas triste que nos deja Itzel es el recordatorio de que no demos nunca NADA por sentado: ni la vida, ni la salud, ni el amor. Se que ella, siendo tan católica, se hubiera alegrado de ver gente parada afuera de la Iglesia ya llena, en pleno sol sureño de 35ºC, dándole el último adiós.

Alcancé a ver de lejos, estoicamente sentado, a uno de sus primos. Pero cuando llegó el mariachi no pudo más, y sus gritos de dolor y llanto resonaron en toda la iglesia. También el dolor es algo que uno debe permitirse sentir.

“Vistan todos de blanco y colores pastel para honrarla. Honremos su vida, no su muerte” imploró su familia. Y los tenues tonos que tanto le gustaban a Itzel iluminaron y acompañaron su eterna despedida. Eso y su música pop favorita.

 

—¿Y ella murió?

—Sí.

—¿Cuánto duraron juntos?

—Seguimos juntos, sólo estamos en lugares diferentes.

Alejandra Lasso

 

Su esposo nunca se quitó de su lado. Verlo reclinado sobre el féretro, despidiéndose del amor de su vida ha sido lo más triste que he visto en la vida. Nadie de 30 años debería tener que señalar al ser preguntado sobre su estado civil “VIUDO”.

Pero después de todo, lo más hermoso de esta vida es que efímera. Lo único seguro es que algún día habrá de acabarse. Lo más incierto es que no sabemos cuando, no tenemos control y es por eso le tememos.

Vivamos el presente y el ahora, esperanzados sobre el futuro, que duré lo que tenga que durar. Pero sin dejar de recordarle hoy, en este momento, a aquellos en nuestro corazón, lo mucho que los queremos, todo lo que significan para nosotros, todo lo que agradecemos que nuestros caminos se hayan cruzado.

2 comentarios en “Itzel y la muerte vol IV: Después de Itzel”

  1. “Lo único seguro es que algún día habrá de acabarse. Lo más incierto es que no sabemos cuando, no tenemos control y es por eso le tememos.” Tardé mucho en entender eso después de la muerte de mi papá y vienes y me lo pones en palabras que nunca pude armar. Gracias por escribir tan bonito, Lucy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s