poesía

Suerte

Recuerdo que hace mucho había decidido no creer en la suerte,

porque pensaba firmemente que nada pasaba al azar,

pero no se de que otra manera llamar al haberte conocido,

sino el mayor golpe de suerte que me ha dado el destino.

Que suerte no solo que existes, mi amor

sino que existes aquí conmigo,

justo en este instante en el que tengo la oportunidad

de repetirte que te quiero.

Que suerte la mía,

que existe no solo aquí,

sino que te tengo en este preciso lugar

donde puedo despertarte a besos  y hacerte reír a carcajadas.

Que suerte que eres mío, que soy tuya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s