reflexión, relato

La Isla del Carmen

isla.jpgCamino por esta ciudad que no es la mía, de clima tan indeciso como yo, de calles llenas de baches y de historias, de olas rompiendo en la orilla de la playa. Tiene ya 5 años que la habito, casi un récord para alguien que creció mudándose cual gitano itinerante. La miro y no puedo evitar sonreír para mis adentros, la verdad es que me encanta y por primera vez en muchos años, me siento en paz en todos los aspectos de mi vida.

Camino por esta ciudad, ciudad apenas, la verdad es que a veces le veo mas cara de pueblo, pequeña, arenosa, y sobre todo cálida. Camino por ella y reconozco a la mayoría de las personas con las que cruzo la mirada, muchos de ellos ni siquiera conozco sus nombres, pero me aprendí sus rostros de tanto toparme con ellos, rostros a veces nostálgicos, a veces desbordantes de alegría, a veces llenos de interrogantes. No puedo evitar preguntarme ¿Que verán ellos en mi rostro? No lo sé.

Lo que si sé, es que esta isla me ha hecho crecer como persona, me ha traído amigos maravillosos, experiencias increíbles, oportunidades de viajar y de aprender, un hombre que me hace inmensamente feliz, que me hace reír, que adora tomarme siempre de la mano.

Quizás me puse nostálgica porque la Isla anda de fiesta, y por fiesta por supuesto, quiero decir, feria, comida, conciertos y demás eventos carnavalescos.

Solo me queda decirle ¡Gracias!

1 comentario en “La Isla del Carmen”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s