cuento, reflexión, relato

Cuéntame de él

Y entonces pasó que me dijeron: “Cuéntame de él”.

Romántico de lo que se dice romántico pues la verdad no lo es. No es de los que dedica canciones y manda flores. Por lo que sus momentos tiernos son para mi preciados, los atesoro con cariño, porque se que son sinceros y espontáneos.

Un “te extraño” enviado de madrugada o un “¿Que haré tantos días sin ti?” cuando se entera que viajaré por trabajo, me llenan de sonrisas.

Ahora, las noches que me quedo dormida envuelta en el calor de su piel se han convertido en mi parte favorita del día. Me abraza con fuerza, como si no quisiera soltarme nunca, como si temiera perderme, me mira a los ojos y sonriendo no para de decirme lo feliz que se siente a mi lado.

Con él he aprendido que, después de todo, el buen Jaime Sabines tenía razón: “las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.”.

pareja abrazo

1 comentario en “Cuéntame de él”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s