cuento, relato

Negaciones

Alba luchaba con todas sus fuerzas por convencerse de que no le gustaba, hasta que un día no pudo más.

Julio había llegado a su vida inesperada y espontáneamente. Viviendo en una ciudad tan pequeña, sus caminos debían cruzarse en algún punto. Y entonces aconteció que a ambos los invitaron al mismo bar, las mismas personas, ah, los amigos en común, los caminos intricandos, las coincidencias de la vida.

Alba había estado a punto de no ir, ese día había sido particularmente estresante y estaba cansada, pero al final se había animado -Una cerveza es justo lo que necesito- Llegó tarde, como de costumbre, y el único lugar aún desocupado en la mesa era junto a él. Julio se presento con una sonrisa y de inmediato empezaron a platicar.

Julio acaba recién de terminar, no por voluntad suya cabe agregar, una relación, con la que el consideraba el amor de su vida y Alba, habiendo cerrado sus puertas al amor tras una decepción similar, salía con tres hombres, uno en cada ciudad diferente, su trabajo, que la hacía viajar bastante, le facilitaba esa vida. Todos sus hombres eran diferentes y todos le gustaban: el deportivo, el intelectual, el gracioso.

Así que conoció a Julio y le cayo tan bien, que decidió en esa misma noche que sería su amigo y nada más. A partir de entonces, cada que podían se veían. El no tenía vehículo así que era ella la que pasaba por él. Salían a comer, a compartir un café, a platicar de poesía, caricaturas y mascotas. Alba se sentía tremendamente cómoda con él, tanto, que a veces se le olvidaban el deportivo, el intelectual y el gracioso. Lo aconsejaba sobre la vida, recordándole siempre que ella había visto un par de años más en este mundo que él, lo despeinaba jugando su cabello oscuro y espeso, y entonces un día se dio cuenta, mientras lo miraba sonreír, que le gustaba.

-No. No. No. Te lo prohíbo Alba, él no-

Luchó semanas contra sus sentimientos. Los lleno de dudas y negaciones, hasta que no pudo más.

Y entonces un día como cualquier otro, mientras ella le contaba algo y el se reía, a falta de palabras, le robó un beso.

El se lo respondió con ansias y pasión desmedidas, y casi sin aliento le dijo: -Vaya, pensé que nunca lo harías-

Cosas-que-quiere-una-mujer-en-una-relación-4-699x700

3 comentarios en “Negaciones”

  1. Buen relato, de esos encuentros a los que nunca les falta lo casual, se lee padre mi nombre en él, pero yo sería más Alba que otra cosa (como hombre claro).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s