poesía

Que supieras…

Tan solo quería que supieras,

que te vas pero mis brazos estarán expectantes a tu regreso,

para estrecharte con la calidez de mi piel.

Que mis piernas fuertes me llevan a donde así lo deseo,

que podría caminar hasta alcanzarte.

Que cuando corro por la orilla de la playa,

mientras el viento me despeina,

cierro los ojos, me lleno de paz

y tu rostro sonriente se me aparece en la mente.

Que te vas, pero te quedas.

Te quedas en mi corazón en el que te escabulliste,

aun cuando traté de ponerlo seguro

y lejos del alcance de cualquier mortal.

Llegaste tu,

con tu sonrisa graciosa y tu mirada tierna,

con los detalles cariñosos,

las palabras adecuadas,

las caricias necesarias.

Llegaste tu cuando no te estaba esperando.

Llegaste tu y me inundaste de ti.

Y hoy te vas,pero te quedas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s