cuento, relato, scouts

Décadas

Se conocieron una fría noche de campamento, entre miles de personas ellos se encontraron. Basto una leve sonrisa para que no se soltarán jamás.

Casi siempre amigos, a veces un poco más que eso, con la siempre constante distancia de costa a costa y la perseverancia de seguir siempre y a pesar de todo en contacto.

El tiempo no paso en vano para ese par de adolescentes amantes del campismo y la aventura. Sus caminos avanzaron separados, tuvieron viajes y aprendizajes, metas se alcanzaron y recuerdos se acuñaron en sus memorias. A veces sus caminos se cruzaron sólo de paso, siempre adornados con una sonrisa sincera y palabras de cariño.

Ahora los miro aquí, después de una década, la luz es tenue, la música suave, el ambiente es fresco. El trae un smoking clásico y está en medio de una pista cuando ella camina hacia el con paso seguro, sonrisa enmarcada en rojo, un radiante vestido plateado oscuro ajustaba su talle a la perfección.

Se miran a los ojos y sin necesidad de palabras empiezan a bailar al ritmo suave y lento del vals.

– Felicidades – le dice ella. Se qué ustedes serán muy felices en esta nueva etapa de sus vidas.

Desde una mesa exquisitamente adornanda al fondo de la pista, la novia en un clásico vestido blanco los observa, bailando y sonriendo, sabedora de que nada mellara nunca su amistad, pero también que desde ahora y hasta la eternidad, el es sólo suyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s