poesía, relato

Anhelos

Que mis caricias se parezcan a la suavidad inesperada con la que el viento me revuelve los cabellos largos al caminar por la orilla de esta playa.

Que la manera en que me miras se parezca más a la ternura con la dices mi nombre al amarme.

Que la vida se parezca más a las espirales de círculos continuos e infinitos danzando en la eternidad.

Que tu sonrisa se refleje en mis ojos con la misma frecuencia de estas lluvias sureñas.

Que mis abrazos se parezcan más a la calidez de tu cuerpo, siempre necesarios, siempre anhelados.

Y que tus ansias de mi compañia, mi amor, no se diluyan nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s