poesía

Condéname al olvido

Condéname al olvido,
no me pienses
destierra de tu ser los anhelos de mi cuerpo,
no me recuerdes sonriente y perlada en sudor
entre tus fuertes brazos.
No me extrañes,
no tienes derecho a hacerlo.
Afronta los resultados de tus decisiones,
perderme es solo un de ellos
y lo sabes.
No me imagines a tu lado
ni fantasees con lo que pudo ser
y ya nunca habrá de serlo.
Condéname de una vez por todas al olvido,
deja de invocar
nuestros mejores momentos.
Por favor,
entierra esos recuerdos de una época
en la que tuve absurdas esperanzas.
No me quieras,
no recrees los diálogos silenciosos
que tenían nuestras miradas.
Solo condéname amado mío,
al olvido para siempre.

 

Abril 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s