cuento, relato

Soñarte

Me desperté de golpe y lo primero que noté fue mi rostro bañado en lágrimas. Una vez más no podía recordar lo que acababa de soñar, y sin embargo, sabía que había sido contigo.

Tu recuerdo se había deslizado a mis sueños, de nuevo. Ya no sabía qué hacer, lo intenté de todo, cambié los lugares de siempre para evitar toparnos, busqué nuevos hobbies en los que entretenerme, leí muchos mas libros y me sumergí en la enviciante rutina del trabajo, incluso intenté rendirme a otros brazos un par de veces. Nada funcionó.

Sólo ahora, después de una noche más despertando entre lágrimas y con tu nombre a punto de saltar de mis labios al viento en un leve susurro, sólo ahora entiendo que hay amores que nunca se olvidan, sólo se guardan bajo llave en el ático del alma.

 

cara_careta_mascara_luz_oscuridadAgosto 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s