poesía

El era mío

Sabía ser dulce sin llegar a empalagarme

y sus momentos de ternura

sabían acariciar mi alma

hasta hacerla vibrar de emoción.

El era listo

y platicábamos de ciencia

con la pasión de quien ama lo que hace.

El tenía una sonrisa

que podía hacerme sonrojarme

a cientos de kilómetros de distancia.

El se rindió

reafirmando mis funestas premoniciones

de fracaso, de ausencia y desolación.

El era muchas cosas,

unas buenas y otras no tanto,

pero sobre todo, el era MÍO

y ahora es de ella.

2 comentarios en “El era mío”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s