poesía

A veces

Mentiría si dijera
que no extraño a veces
tus ojos dulces
y tus manos fuertes.
Me marcaste amor,
y se que nunca
volveré a ser quien era
antes de amarte.
Cierto es que a veces
ya no te pienso,
pero jamás olvidaré
la sensación de tu mirada fija en mi,
ni de tus labios sobre mi piel.
Tu recuerdo
aun me asalta a veces,
estremeciendo esa alma
que te entregué por completo
hace tantos ayeres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s